Manchas en la piel, tipos, causas y tratamientos

Las manchas son cambios en el color de la piel que pueden aparecer a cualquier edad. Presentan diferentes tonalidades y varían su intensidad según la predisposición de cada persona.  Para los que buscan una piel humana, hermosa y sana las manchas pueden ser muy molestas.

Por mucho que se sepa que el filtro solar es indispensable (tanto en la playa como en la ciudad), poca gente se preocupa de usar el producto varias veces al día, como recomiendan los dermatólogos. Resultado: al final del verano, la piel, expuesta al sol sin protección, está marcada y llena de manchas. Los lugares más afectados son la cara y las manos.

Causas

Las causas de las manchas son varias:

  • Alteraciones en la producción de melanina (pigmento de la piel)
  • Infecciones (micosis, virus)
  • Trastornos hormonales (cloasmas)
  • Alteraciones vasculares
  • Tumores
  • Exposición al sol

Marcas de acné.

A menudo se acompañan de otros signos y síntomas, lo que puede ayudar a definir su causa.

Tipos de manchas

Manchas de envejecimiento: el organismo pierde la capacidad de filtrar las células defectuosas, y la piel pierde parte de la capacidad de defenderse del sol. Además, la radiación se acumula en las células a lo largo de la vida, lo que hace que la piel sea más vulnerable a las manchas.

Manchas causadas por lesiones: acné, quemaduras, heridas y picaduras de insectos pueden manchar la piel.

Manchas de embarazo: durante el embarazo las mujeres son más susceptibles a las manchas debido a la variación hormonal y a la predisposición genética.

Manchas de melasmas: son manchas marrones que aparecen en la región de la cara. Generalmente surgen de una combinación de predisposición genética y exposición solar. También pueden estar relacionadas con el uso de anticonceptivos o con la gestación.

Manchas del sol: son manchas de color marrón, en tonos claros o oscuros y de tamaño variable. Suelen aparecer a partir de los 40 años. La causa principal es el envejecimiento de la piel, que es el envejecimiento del tejido causado por la luz del sol.

Tratamientos

Sea cual sea el tipo de mancha, siempre es necesario consultar a un médico para que pueda diagnosticar con exactitud su tipo y, por lo tanto, recomendar el mejor tratamiento para el caso.

Ácido retinoico e hidroquinona

Las fórmulas hechas con estos dos componentes son muy utilizadas. La concentración de cada uno de los componentes dependerá del tipo de piel, la profundidad de la mancha y otros factores analizados por el dermatólogo. En algunas ocasiones, reciben esteroides para aumentar la eficiencia de las fórmulas.

Deben aplicarse por la noche y preferiblemente en invierno. Son recetadas en una consulta simple con el dermatólogo.

Sus principales efectos secundarios son la descamación y la piel ligeramente rosada.

Peeling

De los tratamientos disponibles en las clínicas, el peeling es el más indicado para el tratamiento de las manchas cutáneas. Mediante agentes químicos o físicos, el peeling exfolia la piel envejecida o enferma y permite la formación de una nueva capa de piel sana y lisa.

El peeling puede ser superficial, medio o profundo: todo dependerá del daño de su piel. Las variantes del proceso son los agentes químicos y el número de sesiones necesarias para eliminar las manchas.

Láser

Para el tratamiento de manchas se utilizan tres tipos de láser:

Quantum: elimina manchas rojas del cuello. También ayuda con las melanosas.

CO2: elimina manchas de melanosa y queratosis. No es muy buscado, porque el tiempo de recuperación es largo, además, puede dejar cicatrices.

Rubí: esta variación de la longitud del láser se usa para minimizar las pecas oscuras.

Filtro solar

Para evitar manchas causadas por el sol, se indica el filtro solar. También puede utilizarse para evitar la progresión de las manchas ya existentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *