Conoce los mejores consejos para dejar de morderte las uñas

Conoce los mejores consejos para dejar de morderte las uñas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Belleza
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Parece un hábito inofensivo, pero la manía de llevarse la mano a la boca y usar los dientes para retirar trozos de las uñas está ligado a comportamientos compulsivos, típicos de trastornos psicosomáticos. Esta práctica puede asociarse a un simple mal comportamiento o a una serie de otros problemas más graves, como la ansiedad y el estrés.

En estos casos, dejar de lado este hábito puede ser más complicado de lo que se imagina. Lo más difícil de dejar de comerse las uñas es el hecho de que funciona como una compensación, un alivio para la ansiedad, la inseguridad e incluso la agresividad. Y eso genera la repetición del hábito y lo hace adictivo.

Además, este hábito puede estresar aún más al individuo, ya que se trata de una forma de mutilación. De hecho, algunas personas no dejarán de comerse las uñas hasta que sus dedos estén en carne viva.

Consejos para dejar de morderte las uñas

Para no llegar a este extremo, los expertos aseguran que hay que dejar de morderse las uñas antes de que el hábito se convierta en adicción. Aparte de las consecuencias estéticas – como la deformación de los dedos e incluso la pérdida de las uñas – la manía puede causar infecciones por hongos y bacterias que entran en el organismo por vía oral.

El hábito en general se adquiere en la infancia. Las mujeres cuando entran en la pubertad, la mayoría de las veces la vanidad habla más alto y empiezan a pintar y cuidar sus uñas. En el caso de los niños, es más difícil hacer que dejen de comerse las uñas y el hábito persiste hasta la edad adulta.

A continuación, presentamos algunos consejos que pueden ayudar a evitar este comportamiento:

Toma fotos de las manos: una técnica muy utilizada para ayudar a los que quieren dejar de morderse las uñas es tomar fotos de sus propias manos y compararlas con fotos de manos bonitas. El efecto psicológico ayuda a contener el hábito.

Mantenga las manos ocupadas, pase a hacer trabajos manuales como hobby. Origami, tejer, dibujar o incluso una bola anti-estrés pueden funcionar cuando decides dejar de morderte las uñas.

Uñas bien hechas: tanto hombres como mujeres deben velar por la limpieza y estética de las manos. Las manos bonitas desalientan la compulsión y la vanidad termina siendo un gran incentivo para dejar de morderse uñas.

Ayuda psicológica: como el hábito en general tiene raíces psicosomáticas, la ayuda psicológica es una de las alternativas para acabar con el problema.

Antidepresivos: en casos extremos, cuando el hábito de comerse las uñas está relacionado con trastornos neurológicos, puede ser necesario el tratamiento con medicamentos.

Hande Ortiz

Mi nombre es Hande Ortiz y me gusta escribir sobre temas de actualidad, belleza y salud.

Deja una respuesta