¿Cómo terminar con la piel grasa?

¿Cómo terminar con la piel grasa?

Exceso de brillo y un aspecto engordado son ciertos inconvenientes que incordian a los que padecen de piel oleaginosa. El exceso de secreción de sebo es ocasionado, por factores genéticos y puede empeorar ante cambios climáticos y de orden sensible, como el agobio.

Otro error común es lavarse la cara habitualmente. A la inversa de lo que se piensa, el agua no quita el exceso de aceite: al lavar la piel con múltiples veces al día, generará todavía más sebo.

Cosméticos amoldados

Ciertos productos cosméticos pueden acentuar la grasa de la piel, con lo que es esencial emplear productos amoldados. Lo idóneo es escoger cremas oil free, o sea, que no contiene aceite en su composición, y emplear pañuelos antibrillo, sencillamente encontrado en farmacias, para sacar el exceso de grasa del cada día.

Otro cuidado esencial es el de los productos cosméticos utilizados en el pelo, puesto que descienden hasta la frente, una de las zonas más perjudicadas por la oleosidad. Evitar el empleo de productos sin enjuague como gel y leave-in en el cabello ayuda.

Si estos productos son imprescindibles, como es el caso de las mujeres con el pelo rizado, es esencial eludir pasarlos cerca del área de la frente y usar versiones menos grasas, para no agudizar el inconveniente del exceso de producción de sebo.

Ritual de belleza

La cara precisa atención concreta para eludir la producción exagerada de grasa. Con un ritual de cuidado diario es posible combatir el inconveniente y tener una piel más sana.

Primero, hay que lavarse la cara con agua fría y jabón. El agua caliente aumenta la producción de las glándulas sebáceas y, por ende, debe evitarse. Las lociones tónicas, asimismo compradas en tiendas de productos cosméticos o bien farmacias, pueden aplicarse tras la higienización para retirar los restos.

Conforme la dermatóloga, los productos de limpieza deben contener acción secativa y presentar componentes como el zinc, el azufre y el ácido salicílico. Es esencial charlar con un médico ya antes para poder ver si existe algún género de alergia a estas substancias.

Para la hidratación, se van a preferir productos de textura ligera y libres de aceite. Los hidratantes grasosos no se aconsejan pues tienen alto contenido lipídico y potencial comedogénico.

Lo mismo sirve para el protector solar, que asimismo existe en versiones propias para la piel oleaginosa. Donde el factor de protección debe ser igual o bien superior a fps treinta.