¿Cómo iniciar un programa de ejercicio con pesas?

¿Cómo iniciar un programa de ejercicio con pesas?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Salud
  • Tiempo de lectura:3 minuto(s) de lectura

¿Crees que las pesas son solo para culturistas? Entrenar con pesas se ha convertido en una manera muy popular de perder peso, fortalecer los músculos y aumentar la densidad ósea.

Por ello, en el siguiente artículo hemos reunido toda la información acerca de esta clase de entrenamiento.

¿Por qué entrenar con pesas?

La masa muscular consume más calorías que los lípidos y su desarrollo estimula el metabolismo. En otras palabras, los músculos queman más calorías, incluso cuando están en reposo. 

Cuantos más músculos tengas, más calorías quemarás.

De hecho, el entrenamiento cardiovascular es un método bajo-efectivo para fortalecer la musculatura. La intensidad del esfuerzo en un ejercicio de cardio rara vez alcanza el umbral mínimo para fortalecer los grupos musculares más propensos a crecer. Por el contrario, los ejercicios con pesas están diseñados para estimular el crecimiento muscular y, del mismo modo, aumentar la fuerza muscular.

Esta clase de entrenamiento también ayuda a solidificar la masa ósea, previniendo enfermedades como la osteoporosis así como a mejorar la postura y el equilibrio.

¿Cómo iniciar el programa de entrenamiento?

Existen varias maneras de mejorar la fuerza muscular, incluido el uso de pesas libres, nuestro propio peso y aparatos ortopédicos.

Recuerda que, antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, consulta a tu médico.

Para iniciar el programa es aconsejable que:

  1. Comienza lentamente con uno o dos ejercicios por grupo muscular. Realiza cada repetición lenta y controlada, pues hacerlo demasiado rápido puede resultar en lesiones que te impedirán continuar el programa.
  2. Inicia cada ejercicio cansando los grupos musculares más grandes, tales como los músculos de los glúteos y los muslos. Luego pasa a grupos musculares más pequeños, como los hombros, bíceps, tríceps y pantorrillas. De esta manera, tus grupos musculares más pequeños no estarán cansados prematuramente.
  3. El objetivo es hacer los ejercicios de entrenamiento de fuerza muscular dos veces por semana para mantener el tono muscular. 
  4. No te olvides de descansar entre sesiones. El descanso permite que tus músculos se reparen después de un entrenamiento intenso.
  5. Cuidado con lo que comes. Evita los azúcares y los carbohidratos a base de granos, ya que rápidamente se convierten en lípidos, saboteando tu dieta. Tampoco te olvides de beber agua para estar siempre hidratado.
  6. No tengas miedo de tener mucho volumen, pues la mayoría de estos ejercicios pueden hacerte más delgado. Sin embargo, existen algunos ejercicios de fuerza muscular más intensos que pueden causar  un tejido muscular extremadamente denso, especialmente cerca de los huesos.

 

¿Estás listo para iniciar tu sesión de entrenamiento con pesos?

Hande Ortiz

Mi nombre es Hande Ortiz y me gusta escribir sobre temas de actualidad, belleza y salud.

Deja una respuesta