¿Cómo aclarar las axilas de forma natural?

¿Cómo aclarar las axilas de forma natural?

¿Tus axilas son oscuras? ¿Por qué no pruebas con tratamientos naturales para mejorar tu apariencia?

Las axilas son regiones muy delicadas, sensibles, que algunas mujeres intentan esconder cuando se oscurecen más que la piel de sus brazos.

Las axilas pueden mancharse por diferentes razones, desde una limpieza inadecuada hasta el exceso de sudor. El oscurecimiento se da por una gran variedad de causas: por la acumulación de células muertas, por la fricción de la ropa, por piezas muy ajustadas, etc. Además, la depilación con cera u otros productos, desodorantes que contienen alcohol, además de exposición al sol, problemas hormonales o falta de hidratación (que reseca las axilas); también son causas usuales por las cuales las axilas terminan por volverse más oscuras.

¿Cómo evitar el oscurecimiento de las axilas?

Evite las navajas de afeitar: aunque es una opción más práctica y rápida, para los que ya tienen la axila oscura no es bueno usarla. El afeitado con cuchilla puede irritar la zona, causar inflamación y oscurecer. Para algunas mujeres, la cera también produce el oscurecimiento, especialmente para aquellas con la piel muy blanca.

Evite los antitranspirantes: una de las “tareas” de estos productos es evitar que la piel respire de forma natural o que se produzca sudoración o transpiración. Los poros se cierran y las impurezas se vuelven manchas oscuras. Trate de utilizar lo menos posible y prefiera mantener la higiene con agua y jabón neutro o con desodorantes naturales.

Use ropa de algodón: esto es válido principalmente durante el verano, para evitar la sudoración excesiva y prevenir las manchas, así como el exceso de transpiración.

Evite irritar la piel: la irritación puede causar manchas en las axilas: la piel puede descamarse, rascarse y oscurecerse con ello más de lo habitual. Trate de hidratar la región con productos naturales para evitar cualquier alergia.

Blanqueadores naturales

Algunos alimentos y productos naturales que tenemos en casa pueden ayudar a blanquear las axilas de forma natural.

Limón: el limón ayuda a eliminar células muertas y a despejar regiones oscurecidas por el tiempo. Además, funciona como desodorante. Para ello, use diariamente este remedio natural. ¿Cómo? Simplemente corte un limón por la mitad y frote sus axilas. Deje un momento para que se seque. Si se ha depilado hace poco tiempo, evite aplicar el limón sobre la piel, ya que puede causar mucha ardor. Es importante mencionar también que no se debe exponer nunca al sol la piel con el limón.

Aceite esencial de sándalo: sándalo tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas y también mejora la luminosidad de la piel.  Mezcle una gota a una cucharada de sopa de agua y pase por las axilas con un algodón.

Pepino: extraiga el jugo de un pepino y mézclalo con una cucharada de crema en polvo. Agregue el jugo de medio limón para aumentar las propiedades. Sólo tiene que aplicar la mezcla y dejar que actúe durante 30 minutos. Finalmente, enjuague con mucha agua fresca.

Jugo de papa: el jugo de papa es excelente para ayudar a limpiar la piel. Aplique el jugo con un algodón en las axilas, deje que se se seque durante unos minutos y luego retíralo. También puede cortar las rodajas y restregarse directamente en las axilas una vez a la semana.

Bicarbonato de sodio: en un recipiente, mezclar el bicarbonato (ingrediente de 1001 utilidades) con agua hasta formar una pasta. Aplique por las noches y, si es posible, deje actuar toda la noche. A la mañana siguiente, lave con mucha agua.

Piedra pómez: se trata de una piedra volcánica que suele ser blanca y que es un instrumento excelente para eliminar las células muertas o eliminar las asperezas. Disfrútalo y úsalo en el baño para exfoliar las axilas. Frote suavemente un minuto, una vez a la semana. Esa exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de esa región, dejando las axilas más bonitas.

Exfoliantes: si no tienes la piedra pómez, usa un exfoliante común. Esto ayuda a eliminar las células muertas y, por tanto, a dejar la piel más blanca. Puedes hacer un exfoliante casero con azúcar, miel, aceite de oliva y sal gruesa. Sólo frotar para sacar la suciedad y lava con agua.

Vinagre de manzana: el vinagre de manzana orgánico es uno de los ingredientes de muchas recetas para el cuidado y cuidado de la piel. Debido a su contenido ácido, no permite que proliferen las bacterias, elimina el mal olor y aclara. Para ello, empapa un poco de vinagre en el algodón y limpia las axilas una vez a la semana.

Cerrar menú