5 reglas para un bronceado seguro

5 reglas para un bronceado seguro

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Belleza
  • Tiempo de lectura:5 minuto(s) de lectura

¡El sol es bueno para todos! Entre otras cosas, estimula la producción de vitamina D, mejora el estado de ánimo y aporta energía. Sin embargo, debe usarse con prudencia, de lo contrario puede ser una amenaza para nosotros.

Pensando en ello, a continuación compartimos contigo 5 reglas esenciales para un bronceado seguro:

Los beneficios de broncearse

5 reglas para un bronceado seguro - 5 reglas para un bronceado seguro

El sol tiene un efecto beneficioso sobre los humanos. No solo te hace sentir mejor y aumenta la alegría de vivir, también tiene muchos beneficios para la salud. Hace que el cuerpo produzca vitamina D3 esencial para la vida, que previene el raquitismo en los niños y la osteoporosis en los adultos.

También ayuda en la lucha contra determinadas enfermedades de la piel (por ejemplo, psoriasis o dermatitis atópica).

Sin embargo, debe recordarse que también puede causar muchas amenazas, como el cáncer de piel (incluido el cáncer más peligroso, el melanoma), el fotoenvejecimiento y la fotodermatosis, es decir, enfermedades de la piel que se manifiestan por hipersensibilidad a la radiación UV.

Entonces, ¿qué debemos hacer para tener un bronceado seguro?

Utiliza filtros estrictamente

Las cremas con un filtro de alto SPF (30-50) son una necesidad absoluta. Para los niños y las personas que practican activamente deportes acuáticos (vela, windsurf, kite, wake), se recomienda adicionalmente ropa especial con protección UV.

Es mejor evitar pasar muchas horas al sol; ya que puede ser muy perjudicial para la salud. Sin embargo, si decide tomar el sol todo el día, recuerde que una capa protectora no es suficiente: después de 2 horas (y también después de cada baño en el agua) debe aplicarse otra.

Además, manténgase alejado del sol entre las 11 am y las 3 pm, cuando la radiación es más fuerte.

No broncees tu piel después de ciertos procedimientos cosméticos

Incluso si no sientes ninguna molestia, tu piel se irrita después de algunos tratamientos y no debes exponerte al sol en ese estado.

Hablamos especialmente de exfoliaciones (tanto químicos como granulares) y depilación con cera o láser. En el caso de este último, debes esperar hasta 2 semanas después del tratamiento para poder exponer tu piel al sol de forma segura. Después de la depilación, unos días son suficientes, pero esto no debe subestimarse.

Además, después de este tipo de procedimientos, la piel es más propensa a las quemaduras solares y puede irritarla aún más tomando el sol.

Así mismo, debemos de tener cuidado después de realizar cualquier exfoliación. En el caso de las preparaciones enzimáticas, conviene utilizar una protección absoluta frente al sol durante un máximo de 2 semanas.

Ten cuidado con ciertos medicamentos

Recuerde que la ingesta de determinados medicamentos impide tomar el sol. Por lo tanto, antes de ir de vacaciones, asegúrate de que los que estás tomando actualmente no contengan sustancias fotosensibilizantes.

Tales ingredientes se pueden encontrar, entre otros en medicamentos hormonales (incluidas algunas píldoras anticonceptivas), diuréticos y medicamentos antimicóticos. Algunos antibióticos y hierbas también contienen sustancias fotosensibilizantes. En combinación con el sol, pueden causar reacciones alérgicas graves similares a las que ocurren cuando eres alérgico al sol.

Revisa tus lunares y marcas de nacimiento

Cada uno de nosotros conoce su cuerpo mejor que nadie, por lo que existe una gran posibilidad de que detectemos nuevos lunares o decoloración en la piel por nuestra cuenta.

¿Qué puede ser una mala señal?

En primer lugar, las marcas de nacimiento que cambian: se agrandan, cambian de color, tienen bordes irregulares o pican. Pero incluso cuando todo parece ir bien, vale la pena recurrir a consulta con un especialista al menos una vez al año y hacerse examinar los lunares con un dermatoscopio. Y en el caso de cambios sospechosos, realízate adicionalmente un examen videodermatoscópico.

El dermatoscopio es una especie de microscopio para la piel que permitirá mirarlo con diez aumentos. Gracias a la dermatoscopia, los médicos pueden detectar cambios neoplásicos incluso en aquellas lesiones que no parecen sospechosas a primera vista.

Hidrata tu piel después de tomar el sol

Recuerda que un bronceado, aunque se ve bien, es una reacción defensiva al sol. Por eso, después de cada baño de sol, recuerda aportar a la piel una adecuada hidratación y regeneración.

Para ello, aplica una crema o loción calmante en la piel inmediatamente después de tomar el sol, preferiblemente una que contenga aloe vera o alantoína. Además, no te olvides de hidratar en los días siguientes. Gracias a esto, no solo ayudará a que la piel se regenere, sino que también fijará suavemente el bronceado.

Hande Ortiz

Mi nombre es Hande Ortiz y me gusta escribir sobre temas de actualidad, belleza y salud.

Deja una respuesta