+

Ejercicios De Kegel Para Mujeres

  • 7 junio, 2017
  • Ejercicios Kegel perfectos para sentirte estupenda

    Estos ejercicios están diseñados para fortalecer los músculos del suelo de la pelvis. Estos son los músculos que sostienen el peso de los órganos internos de la cavidad pélvica y abdominal  como el útero, la vejiga, la uretra  y  los intestinos.

    Los ejercicios de Kegel son aptos para mujeres en todas las edades. Tanto chicas jóvenes como madres y mujeres en la tercera edad necesitan mantener la musculatura pélvica tonificada y con elasticidad. Tienen un papel importante en el campo de la incontinencia, especialmente cuando los músculos, no son ya, tan fuertes.

    Las mujeres antes de quedarse embarazadas y durante la gestación, deberían preparar el periné para el gran esfuerzo que es el parto natural. Como vemos estos ejercicios son realmente estupendos a continuación te mostramos como realizar algunos de ellos.

    Ejercicios De Kegel Para Mujeres

    Como empezar a realizar los ejercicios

    1. Túmbate boca arriba, dobla las piernas y apoya las plantas de los pies en suelo.
    2. Relaja los hombros y las escápulas, coloca las manos en las costillas inferiores para notar el movimiento de la caja torácica mientras respiras.
    3. Busca la posición neutra de la pelvis. Imagínate que debajo de tu columna lumbar tienes que dejar un hueco.
    4. El hueso sacro debería estar apoyado y la columna lumbar con su curva natural. Un error común es apoyar las lumbares en el suelo (borrar la curva), trata de evitarlo.

    Boca arriba:

    Con piernas dobladas, con piernas estiradas, con un balón pequeño entre las rodillas (mientras contraes, aprietas el balón).

    De lado:

    Ejercicios De Kegel Para Mujeres

    Con piernas dobladas; con un balón entre las rodillas, con piernas estiradas.

    Tumbada boca abajo:

    Con piernas estiradas sobre el suelo (mientras sueltas aire llevas el ombligo hacia la columna lumbar, como antes, pero en esta posición será ‘hacia el techo’).

    En cuadrupedia:

    Coloca las rodillas debajo de las caderas, manos debajo de los hombros, pelvis y la columna vertebral en posición neutra.

    Sentada sobre una silla:

    Pies apoyados en el suelo, mantener dos puños de separación entre los pies y las rodillas.

    Empieza a hacerlos y notaras grandes beneficios en tu salud.

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.